Mes: enero 2017

Reflexiones del Mister

Cuando Paco López me sugirió un balance del año hace unos días para que éste fuera compartido con el aficionado, acepté dicho encargo con total gratitud. Llegó el final de temporada y seguramente el fin de existencia de una institución casi centenaria. A partir de ahí, hablar de lo deportivo en estos momentos me resulta casi vano, viendo como están las cosas ante un futuro inmediato desolador y  prestamos online inmediatos lleno de pesimismo. Hecha esta introducción, triste pero real, debo decir que la temporada 2012-13, ha sido para mí una temporada de elevado desgaste en lo emocional pero de tremendo enriquecimiento en lo profesional, entendiendo como profesional, la dedicación casi plena a un oficio. El curso futbolístico ha tenido de todo y estuvo muy diferenciado entre lo que fue la primera y la segunda vuelta, que además de la fracción elemental que supone (Nuevo año y vuelta a jugar con los mismos equipos con el factor local/visitante invertido) tuvo una distinción aún mayor. La provocada por las dificultades económicas e institucionales del Club que derivaron, como todo el seguidor racinguista sabe, a partir de la segunda vuelta, en el impago de las mensualidades y la dimisión del Presidente. Dejando todo lo negativo de lado, de lo que no es necesario hablar más, puedo asegurar que la experiencia vivida con mis jugadores ha resultado muy provechosa. A pesar de las tremendas dificultades para priorizar los aspectos deportivos (plantilla corta y disminución de la rutina de entrenamientos) el grupo cerró filas y se fortaleció aún más cuando las penurias fueron más extremas. Partidos como el de Algeciras, Coria o Ceuta sirvieron para recordar que por encima de la situación vivida, el fútbol tiene una insólita capacidad para generar emociones y que éstas, de alguna manera, pueden compensar tanta privación y prestamos rapidos sufrimiento. Si se cumplió con creces el objetivo marcado por el Club (10º clasificados) no duden que fue gracias al esfuerzo, compromiso y generosidad de un grupo de jugadores donde se combinó la experiencia y serenidad de los veteranos con las ganas y el entusiasmo de los más jóvenes. También debo dar las gracias por su notable ayuda a mi grupo de trabajo, Pablo Seto y Javier Zafra, al delegado Ángel Soler, a los fisios (Salvi, Javier, Tom y Moi) y a los “gruñones” pero trabajadores incansables, los utilleros Manolo Samper y Falu. Agradecer también al Club y las personas que lo forman, por su labor desinteresada e injustamente valorada y por confiar en alguien como yo y al seguidor portuense por soportar un comienzo de liga tan pobre en juego y resultados y apoyarnos fielmente en los partidos de casa. Y dejo para el final a la más grande aficionada que tuvo jamás un club de fútbol, Doña Mercedes Huertas, para la que que cualquier calificativo de jerarquía no le hace justicia. GRANDE LA ABUELA! En fin, Ojalá que ocurra el milagro que todos deseamos y que nuestro RACING CLUB PORTUENSE salga de la U.V.I …Y si no es así que sigamos apoyando el fútbol del Puerto para recuperar con celeridad nuestro rol en el fútbol Nacional. Y que para cuando esto llegue, que llegará, no caigamos en errores del pasado.

Un fuerte abrazo, Mere

Leer Más